El escaldado

Ahora con el calorcito nos apetecen los alimentos fríos, pero no por ello nos tenemos que privar de todas las verduras que tenemos en nuestra dieta mediterránea.

Una técnica que auna las dos cosas: verduras y alimentos fríos es el escaldado.

Escaldar consiste en llevar agua a ebullición e introducir los alimentos durante un periodo de tiempo que suele variar entre 10-30 segundos y 2-3 minutos dependiendo del alimento, de su tamaño y corte. Para después someterle a un enfriamiento que suele ser con agua fría o hielos, y así cortar la cocción.

La finalidad básica del escaldado es inactivar enzimas. También limpia el alimento de polvo, gases y microorganismos superficiales.

El color en algunos alimentos se vuelve más pálido, sin embargo logra fijar la clorofila y hace que tengamos un color verde más brillante en otros (otra forma si no tenemos un horno tan estupendo como el mixto que nos habló dlacasa).

Es un sistema que se utiliza sobre todo en verduras, pero también se puede utilizar en pescados, carnes

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>