Dieta mediterránea, nuestra dieta

Iba a escribir sobre el aceite de oliva, siguiendo un poco el hilo del post del pan; pero he pensado primero profundizar un poco en nuestra dieta.

La dieta mediterránea es la forma de alimentarnos los países mediterráneos.

Ancel Keys hizo un estudio sobre enfermedades coronarias tomando 7 países para su control (Italia, Yugoeslavia, Grecia, Holanda, Finlandia, EE UU y Japón), tras la Segunda Guerra Mundial. Y se dio cuenta ,junto con su equipo, que en las zonas rurales del sur de Europa y Japón había menos incidencia de enfermedades coronarias. Pensaron que era debido a la forma de alimentarse y la actividad física, ya que se dedicaban a la agricultura. La difusión fue como “estilo mediterráneo” que derivó en “dieta mediterránea”.

Así que aparte de la alimentación en la dieta mediterránea, también es muy importante el ejercicio físico, para tener un buen estado de salud.

Los glúcidos o hidratos de carbono deben de aportar el 55% del total de la alimentación:

Cereales y sus derivados, legumbres, verduras, frutas. Hay que intentar que sean de temporada y siempre integrales.

Estas dos puntualizaciones eran absurdas en 1948, que es el primer momento del que tenemos referencias de la dieta mediterránea.

Las proteínas deben de aportar 15%:

Aquí tendríamos que volver a los orígenes, ya que se consumía semanalmente derivados de leche, huevos, pescados (con preferencia el azul) y carnes blancas de corral, y muy ocasionalmente carnes rojas. Y utilizar como es debido las legumbres y cereales para formar la proteína completa.

Las grasas nos deben de proporcionar el 30% de nuestra ingesta total:

No hay duda el aceite de oliva debe de ser la grasa principal. Pero sin olvidar los frutos secos, y las grasas de buena calidad que aportan los pescados azules.

Si hablamos de dieta mediterránea no debe de faltar el vino, una copita al día sería más que suficiente.

Y las hierbas aromáticas se utilizaban y se deberían usar en sustitución a la sal.

A nivel personal, estoy de acuerdo con casi todo, siempre puntualizando que los alimentos sean integrales y de temporada. Por ello en el tema del aceite es donde discrepo un poco, ya que no deja de ser un alimento extraído de otro, por lo que pienso que se debería utilizar más la  forma de aceituna y menos en forma de aceite.

This entry was posted in Articulo and tagged , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Dieta mediterránea, nuestra dieta

  1. Pingback: La Dieta Mediterránea, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad | Comer sano no es aburrido

  2. Pingback: Otra opinión de la dieta Dukan | Comer sano no es aburrido

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>