Sopas

Sopa de CebollaA parte de los estofados que os comenté en un post anterior. Ahora también es época de sopas. Puntualizo, sopas calientes, ya que ahora están muy de moda también las sopitas frías.

Pero en esta época del año y con estos fríos lo mejor una sopa calentita.

El tomar una sopa o un caldo antes de comer, favorece la digestión. El alimento llega ya al estómago caliente y esté no tiene que hacer un esfuerzo extra en calentarlo. Por eso a los abuelillos les apetece siempre una buena sopa.

Hay muchos tipos de sopas de carne, de pescado, de verduras, de cereales (arroz, pasta, mijo…) de legumbres (lentejas, garbanzos, alubias) o mixtas.

Si queréis saber más leer está página, hay cosas muy curiosas. Como el origen de la sopa, que comentan que es una especialidad culinaria muy antigua y que su origen estaba en la necesidad de ablandar con agua hirviendo los alimentos más duros que no se podían masticar en crudo. Como el agua de la cocción tomaba el sabor de los productos, muy pronto se pensó en la posibilidad de consumirla como caldo.

También dan pasos para hacer una buena base de sopa:

  • Los alimentos deben ponerse a cocer en agua fría para que las sustancias pasen al líquido.
  • Debemos echar la sal al principio, ya que esto facilita y acelera la salida de los jugos.
  • Todos los caldos deben llevar verduras.
  • Al cocer las verduras, el recipiente debe estar tapado. Se puede utilizar la olla a presión; con ella no solo se reduce el tiempo de cocción, sino que impide la pérdida de sabores y aromas, además de nutrientes.
  • Hay que desespumar varias veces el caldo para eliminar las impurezas que se concentran en la superficie. Esta es una tarea básica para que el caldo tenga un sabor limpio y se aprecien bien sus ingredientes y consiste en retirar la espuma que se forma en la superficie y en los bordes.
  • Para que resulte más ligero, debemos desgrasarlo, dejándolo enfriar y retirando la capa de grasa que se habrá formado en la superficie. Si no hay tiempo para dejarlo enfriar, se puede pasar una servilleta de papel doblada por la superficie del caldo caliente.

Personalmente una sopa que me impacto, fue la de cebolla.

Sopa de cebolla:

Ingredientes para 4 personas:

  • cebolla 500 g cortadas a medias lunas bien finas,
  • caldo de verduras 1 litro,
  • nata líquida 100 ml,
  • aceite 1 cucharada sopera,
  • queso parmesano 40 g rallado,
  • sal 1 pizca,
  • picatostes de ajo 50 g.

Elaboración:

Añadir la cucharada sopera a una perola, una vez caliente añadir la cebolla y poner a fuego bajito durante 20 minutos.

Añadir el caldo, la nata y cocinar a fuego medio durante 10 minutos. Servir en platos.

El queso parmesano y los picatostes se servirán al gusto ya en la mesa.

Ah y mi sopa preferida, por la rapidez: caldo en cubito (a mi me gusta el de Soria Natural y además es ecológico) y un puñado de fideos (mejor integrales), 10 minutitos y sopa rica, rica.

This entry was posted in Articulo, Recetas and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>