La importancia de la masticación

La digestión empieza en la boca con la masticación y la insalivación. La saliva tiene una enzima que ayuda a predigerir los hidratos de carbono de los alimentos, no las proteínas ni las grasas.

“Tengo muchos gases”. Es la frase que muchas veces dice el paciente. Acto seguido le preguntas: ¿masticas bien?; te suelen mirar con carilla de me has pillado; y la mayoría de las veces su respuesta es no.

En la boca tenemos piezas dentarias diferentes para que cada una cumpla su función en la masticación:

  • Los incisivos sirven para cortar y tienen forma de chuchillo.
  • Los caninos sirven para desgarrar.
  • Los molares (el resto) tienen superficies planas y anchas para triturar el alimento, es decir, para masticar.

Muchas veces no masticamos sino que engullimos como si fuéramos animales carnívoros, pero no lo hacemos solo con la carne sino con todos los alimentos.

Podemos ver un poco las similitudes en la naturaleza. Los animales carnívoros desgarran la carne (que no se predigiere en la boca) y la tragan inmediatamente. Pero que pasa con los herbívoros? Que se pegan horas y horas masticando esos hidratos de carbono, ya que su digestión sí que empieza en la boca.

Como consecuencia de la escasa masticación tenemos malas digestiones, que muchas veces se manifiestan en forma de molestos gases.

¿Qué grupos poblacionales tienen muchos gases? Los niños y los ancianos, por lo que acabamos de hablar, la falta de masticación.

This entry was posted in Articulo, Nutrición and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>