Panecillos griegos rellenos

pan griego rellenoHoy va de recetas, y es que en la oficina, como muchos de vosotros, hemos empezado la jornada de verano. Está muy bien eso de tener la tarde libre, pero a mi se me hace eterno lo de comer a las 3 de la tarde. Además en vez de volver a casa a comer he decidido dedicar las tardes a practicar golf, un deporte que he empezado a practicar y me ha enganchado del todo.

Por eso estoy llevándome comida a la oficina para poder comer allí y disfrutar del resto de la tarde. En esas he ido revisando recetas de comida para llevar como las que tenemos en Muminai. Entre otras me fijé en esta de bollos preñados de Canecositas, y pensé en hacerla algo más sana y sustituir el chorizo por otra cosa. Entonces me acordé de una receta que había hecho del libro “Panes del mundo” que un buen amigo me regaló, unos panes griegos rellenos.

Panes del mundoLa verdad es que la receta es muy versátil, el relleno puede ser de lo que quieras. Yo los he preparado con berenjenas previamente asadas y queso de cabra y he de decir que están deliciosos, pero imagínalos con jamón y tomates secos, o con queso feta, tomate y aceitunas… Bueno, la receta que me lío.

Ingredientes para la masa:

  • 600 gr de harina (normal)
  • 300 ml de agua tibia
  • 20 gr de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Y mis ingredientes para el relleno

  • 0.5 berenjena
  • 100 gr de queso de cabra

Pasos a seguir:

Yo he preparado la masa en la panificadora, pero se puede hacer igual a mano. Mezclas primero los ingredientes secos y luego los líquidos. La levadura fresca es mejor diluirla antes en un poco de agua caliente. Hay que amasar hasta que queda una masa compacta y lisa, poco tiempo. Después se deja reposar hasta que dobla de tamaño, como una hora o así.

Cuando haya crecido, se vuelve a amasar para quitarle el aire. Después se divide en porciones iguales. La receta dice que 16, yo hice la mitad, para que fueran más fáciles para llevar, pero creo que son mejores más pequeños. Con cada una de esas porciones hacemos una bola y después la aplastamos un poco para hacer como un taco pequeño. Rellenamos cada una de las porciones con el relleno y cerramos haciendo unos pliegues.

Dejamos que reposen en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado (el de horno), unos 25 minutos, no hace falta más y precalentamos el horno. Después se meten al horno a 220 grados poco más de 5 minutos, es mejor que queden algo blancos para que no se sequen. Dejar enfriar en una rejilla.

Son estupendos para una fiesta, la gente se los come que da gusto y encima llenan ;-) Además es un aperitivo no demasiado calórico e ideal para llevar a la oficina o de excursión.

This entry was posted in Recetas and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>