¿Qué pasa con el actimel?

ActimelMe llega a mis oídos por diferentes vías que los actimeles no son buenos para los niños, así que me pongo a buscar por qué.

Este comentario de María José Casimiro Caleya.… me convence: qué opináis???

“El Actimel es un producto que mezcla varios microorganismos, que en condiciones de inmunosupresión pueden ayudar a nuestro organismo a recuperarse más rápido, pues son un aporte de defensas, pero que en un estado de salud correcto no se tiene que consumir de continuo.

El motivo es que contiene L-Casei, esta defensa la poseemos en nuestro sistema inmune y nuestro cuerpo la fabrica sólo, mientras que si aportamos una cantidad diaria del mismo a nuestro cuerpo este deja de fabricarla, y lo pero es que olvida cómo se hace. Aquí es donde está el problema y el motivo por el que los niños no deben tomarlo si están sanos.

Durante el crecimiento del niño, el sistema inmune está en formación, y es de vital importancia que se forme adecuadamente, con la mayor cantidad de defensas posibles para el futuro. Si le aportamos este producto o similares CUANDO ESTÁ SANO, no va a desarrollar esta defensa y le estaremos creando una dependencia a un producto comercial.

Es muy normal que los peques se pongan enfermos los primeros años de guardería o colegio, pero en eso consiste la formación correcta del sistema inmune.

En algunas guarderías se quiere poner el parche antes de la herida pero no nos engañemos, es un negocio. Se cree que si los niños no se ponen enfermos están más sanos, y en los primeros años de la vida esto lamentablemente no es cierto.

Es uno de los momentos más delicados del crecimiento, pues las agresiones externas son las mismas que para los adultos, pero su sistema inmune está en formación, si les quitamos la posibilidad de acumular defensas puede que les pase factura en el futuro. Es una realidad que los niños en la actualidad padecen una gran cantidad de alergias e intolerancias, cosa que antes no sucedía, se dice que es por la química en los alimentos y demás, pero es falso, es por la sobreprotección que damos a nuestros hijos, evitando sin saberlo su correcto crecimiento, de ahí que no debamos dejarnos influenciar por la publicidad y hacernos dependientes a un producto por muy “de moda” que esté.”

This entry was posted in Articulo, comida and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>