Adelgazar disfrutando de la comida

Hay algunas historias que uno lee en algunos webs que le llegan más que otras. La que cuenta Ángel Palacios de A Fuego Lento (que nada tiene nada que ver con el chef del ya cerrado La Broche) es de esas que a uno le deja una sonrisa y te demuestran cómo somos capaces de superarnos hasta los imposible.

La historia es doble, por un lado, Ángel es un ex profesor de cocina de una escuela de hostelería que perdió la vista (no he sabido cómo). Por otro cuenta cómo durante los últimos 2 años ha ayudado a un compañero a aprender a comer y, sobre todo, a cocinar y a disfrutar de la gastronomía.

El resultado han sido 50 kilos menos y un gourmand más. Una moraleja estupenda que, además, tiene como parte también a nuestra compañera Nerea.

Como Ángel dice: “Ha sido muy gratificante esta experiencia. Una vez retirado de esa gastronomía en activo, cambié el servicio diario y de aulas de cocina, a días desquiciantes para poder encontrar dónde invertir mis ideas y aplicarlas para la satisfacción y la salud de este nuevo gastrónomo, e importante para mantenerte al día, reciclado, ya que las dudas del que aprende (en este caso, Tomás), te hacen revisar tus propias ideas acerca de cómo tratar esos géneros, y qué materiales o utensilios son apropiados para un amateur con opciones a debutar en grandes ligas y ver sus progresos.”

No dejéis de leer su texto, y como él dice “el último en salir que cierre el gas y que no apague la luz”.

This entry was posted in Articulo, Deporte, Gastronomía, dietas and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>