Grasas o lípidos

Las grasas o lípidos están formados por carbono, hidrógeno y oxígeno, pero también pueden contener fósforo, nitrógeno y azufre.

Deberían de constituir como máximo un 30 % de nuestra alimentación. Cada gramo de grasa aporta aproximadamente 9 Kcal.

Los lípidos son necesarios:

  • Para servir de reserva: son la principal fuente de reserva energética del organismo
  • Para recubrir y dar consistencia a órganos y formar capas en las membranas
  • Para facilitar las reacciones químicas

Los lípidos son un grupo muy variado que normalmente se dividen en dos, según si poseen en su composición ácidos grasos ó no. Los que sí tienen ácidos grasos se pueden clasificar en saturados e insaturados.

Las grasas saturadas son las consideradas grasas nocivas en la alimentación, ya que provocan un aumento del colesterol en la sangre, aumentando la posibilidad de sufrir una enfermedad coronaria.

La mayoría de estas grasas se obtienen de alimentos de origen animal (carne y sus derivados, leche y sus derivados) en el reino vegetal solo las encontramos en los aceites de palma y de coco.

Estas grasas son sólidas a temperatura ambiente.

Las grasas insaturadas son las consideradas grasas buenas ya que controlan el colesterol y las enfermedades del corazón.

Estas grasas son líquidas a temperatura ambiente.

Se dividen en:

  • Grasas monoinsaturadas: como el aceite de oliva, cacahuete, aguacate…
  • Grasas poliinsaturadas: como aceites de pescado, maíz, girasol, soja, avellana… En este grupo encontramos los ácidos grasos omega – 3 (w3, linoleico) y los ácidos grasos omega – 6 (w6, linolénico), son conocidos como ácidos grasos esenciales debido a que son importantes para tener una buena salud, pero el cuerpo no los fabrica.

Dentro de las grasas insaturadas, nos encontramos con las grasas trans. Los ácidos grasos insaturados los somete la industria de la alimentación a un proceso llamado hidrogenación para mantenerlos sólidos a temperatura ambiente, para una mejor conservación y que tengan un aspecto más agradable para el consumidor. Sin embargo, este proceso convierte a las grasas insaturadas en ácidos grasos trans que funcionan como si fuesen grasas saturadas elevando el colesterol en la sangre y aumentando la posibilidad de sufrir una enfermedad coronaria.

En la alimentación contienen este tipo de grasas las margarinas, productos comerciales horneados (galletas, pasteles), alimentos procesados y fritos.

El colesterol pertenece a los lípidos que no tienen en su composición ácidos grasos.

Es producido por el cuerpo humano y también se obtiene a través de los alimentos de origen animal, mayoritariamente en la yema del huevo, lácteos sin desnatar, vísceras y carnes rojas.

Es importante saber que es necesario para el cuerpo humano ya que ayuda en la formación de hormonas, ácido biliar y vitamina D, a parte de ser un componente mayoritario en las membranas de las células. Es el exceso de colesterol en la sangre lo que contribuye a padecer enfermedades cardiacas.

One Response to Grasas o lípidos

  1. Pingback: Dieta mediterránea, nuestra dieta | Comer sano no es aburrido

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>